25 sept. 2017

Visita a la fábrica de ladrillos

Como actividad paralela con el grupo de ceramistas asistentes al evento, nos dirigimos a la fábrica de ladrillos Wienerberg en Karlobac, Croacia.







Tuvimos la oportunidad de visitar el taller cerámico que poseen especialmente dedicado a producir piezas para el merchandasing de la empresa. Todo se realizaba por moldaje.









Posteriormente nos dirigimos a la zona donde se realizan los ladrillos, diversos modelos según la finalidad, allí pudimos ver el proceso paso a paso, utilizan una mezcla de arcilla y aserrín en una proporción 70-30 aprox. la estandar de un antiplastico en todo caso. Hacen la mezcla al calor, una máquina los va mezclando y tirando en pequeños trozos luego se ponen en molde y sale el ladrillo aún caliente, posteriormente se agrupan y pasarán por el horno.











Aquí sale ya mezclado el aserrín con la arcilla a una alta temperatura.


El horno mide  muchos metros de largo y nunca se apaga, los ladrillos son quemados a 1000° y van por una banda que los lleva todo el recorrido hasta quedar cocidos.

Distintos modelos de ladrillos de la empresa.



Estando allí tuvimos la posibilidad de participar en un proyecto artístico, se trataba de intervenir ladrillos, que eran enormes,  los cuales posteriormente serían utilizados para un centro de educación, por lo que era necesario trabajar en ambas caras, aquí el mío.


El ladrillo estaba caliente





Como estábamos trabajando en una parte de la fabrica en los galpones era obligatorio llevar el equipo de seguridad, casco y chaleco reflectante por suerte nos libramos de las alcaparras. Yo llevé mis herramientas y allí tenían  engobe blanco así que había con qué trabajar cómodamente :).





















Y así quedó, por si no se alcanza a leer dice: tod@s deberíamos ser libres como pájaros. y a la derecha  está escrito este mismo mensaje pero en croata.

Por que sería genial ser libres como pájaros, pero va más allá, en nuestro país en este momento es tema el asunto de cómo debemos referirnos a un grupo.

Cuando estuve en Zagreb, conocí a un chico holandés que me preguntaba cómo era el tema de igualdad de género en mi país y le explique éste asunto  y ellos no tienen este problema por que ellos no tienen terminación femenina o masculina,  le llamó la atención que para nosotr@s  es normal que si en un grupo hay hombres y mujeres siempre te referirás de manera masculina, incluso si son puras mujeres y un solo hombre entre ellas de todas formas es masculina.

Antes de venirme a España  conversando con un amigo me decía sobre su hija adolescente que comentaba que lo lógico en un grupo de personas era que si había más hombres era nosotros y si en el grupo había más mujeres era nosotras,  me sorprendió mucho su punto de vista, me gustó que fueran variando los enfoques, que para otras generaciones son lógicas ciertas soluciones prácticas,  que su apreciación es más libre que la mía por que ya tengo más ideas preconcebidas en la cabeza y yo no lo había visto así, es genial.

Lo correcto formalmente  es referirse   para cada situación a ellas y ellos pero a veces se me hace un poco engorroso, me gusta la idea de que algo engloba ambas partes, un símbolo, también me gusta el @ por que siento que es absolutamente  transversal a todas las culturas (con acceso a internet).

Finalmente pienso que tod@s deberíamos ser libres como pájaros, en nuestro hacer y la vida diaria, por supuesto eso es una utopía, pero podemos partir intentándolo en nuestra mente y deseos.



Y éste sería el reverso de mi ladrillo.

Y éste es un bonus.










24 sept. 2017

Zagreb

Asistí del 18 al 23 a un encuentro de ceramistas en Zagreb, Croacia, al fin, tuve la oportunidad de conocer gente muy valiosa no sólo en el evento sino también fuera de éste. Estuvo complejo pues se habla croata y menos personas de las que esperaba hablaban inglés, aún así fue una experiencia sumamente enriquecedora  de la cual estoy agradecida, Zagreb es una ciudad hermosa y también tuve la oportunidad un día de viajar a Slovenia donde asistimos a una exposición cerámica.

También visitamos una fábrica de ladrillos. ( más detalles en otro posteo o éste quedaría gigante).


Parte de la muestra cerámica del encuentro



Esta es la pieza que llevé al encuentro, es parte de una serie en la que estoy trabajando que se llama women creatures :), 1230° esmalte, dorado 100°.


El aeropuerto de Zagreb

Me quedé todos los días en el hostal Chillout, excelente, lo recomiendo si es que van a Zagreb (que como saben es un lugar muy visitado por  los latinoamericanos...eh,no).
 A veces puede resultar un poco complejo viajar  sin compañía, es el caso en este viaje que no hablas el idioma local, pero el quedarte en un hostal te da la posibilidad  de conocer gente muy diferente a ti, con historias muy diversas y aprendes  sobre otras costumbres y culturas, hay cosas que no salen en los libros de historia, conocí a un alemán que trepaba árboles por hobby y que al día siguiente se iba a Estambul, un holandés que había hacía cortometrajes, una profesora de chino mandarín-inglés, era taiwanesa y había visitado casi 50 países se dejaba caer por ahí y visitaba lo que le decían valía la pena, no sé si espero visitar tantos países, pero como dije, quiero ver lo que nunca he visto :D.

La lengua intermedia era el inglés, a través de él tod@s nos entendíamos aunque por los distintos acentos a tod@s nos sonaba distinto salvo un argentino que lo hablaba perfecto que vivía en Londres, yo no sabía que se podía hablar así de bien aún siendo de Buenos aries (ché, viste?).

Para los croatas España ya sonaba medio exótico, esa gente apasionada  del flamenco y el jamón y la boina negra... pero cuando les explicaba que era de Chile les tenía que repetir el nombre y empezar a dar indicaciones geográficas y luego datos de referencia estrambóticos, mineros,fútbol, Pinochet si no resultaba pasaba a Argentina como punto de referencia, Maradona, gauchos vacas, si no a Brasil.

Pude asistir a un festival de guitarra flamenca (si, en Croacia) y la cantante era croata pero pasaba piola.

También conocí otras maravillosas personas como Chris y su madre Oaki de Estonia, a Martina y a Borna, de Italia y Croacia, una hermosa pareja que me acogió en su casa una noche, por desgracia no tengo fotos por que nadie tomó por que pasaron muchas cosas, pero lo vivido y lo bailado :D, estoy muy agradecida.

Dato curioso: Hay una generación Croata que creció viendo teleseries mexicanas, las pasaban en canal abierto, como era caro doblarlas, simplemente les ponían subtitulos, por esta razón algunas de las personas más jóvenes de la población pueden reconocer frases o palabras en español.
Eso me contó una de las administradoras del hostal, que hablaba seis idiomas y le gustaba hablar conmigo para practicar su español.

...teleseries mexicanas!! no puedo imaginar algo más diferente a la cultura croata, ellos son más fríos y  hablan golpeado, pero también es cierto que en nuestra cultura hoy están de última moda las teleseries  turcas, tal vez es lo diferente lo que lo hace tan interesante.












Zagreb es famosa por sus pasteles, éste era de calabaza y zanahoria.


Aquí Eslovenia 










Lumi y Aoki