21 mar. 2016

Welang


A inicios del año pasado 2015 me enteré de un evento que realizaban en Zagreb, Croacia   "Zagreb ex-tempore"  que se realizaría  en Junio junto a un seminario, era un festival internacional que reunía a ceramistas de todas partes incluyendo exposiciones y charlas también se podía participar en la exhibición in absentia así que decidí hacer mi escultura y enviarla, me parecía maravilloso que personas de tantas partes acudieran a un punto unidas sólo por la cerámica.

 Siempre he pensado que lo genial de la cerámica como disciplina es que sus posibilidades son infinitas, incluso cuando piensas que sabes cómo va a quedar la pieza siempre es distinta, el esmalte, el engobe, basta con que varíe un ápice la curva de temperatura  o  que hayas pesado mal la fórmula y  ya cambia todo.

Busqué a Zagreb por internet, era hermoso, y vi el programa de actividades y charlas que la verdad sólo podrían interesarle a ceramistas lo que me parecía  gracioso y me imaginé a la gente que acudiría... con esos ceramistas ya nos unía el gusto por la alquimia... entonces me puse a pensar qué podría compartir con ellos que fuera un aporte.

Entonces pensé en lo que nos hacía diferentes si bien eramos tan parecidos y pensé en nuestros orígenes, así que decidí realizar mi escultura de una machi, para dar testimonio de nuestras raíces y compartir nuestros mundos.




Como todos sabrán, si usted es chilen@,  machi es  una figura esencial en la cultura mapuche quien se ocupa de su comunidad en los aspectos  primarios como los espirituales por medio de presidir rituales curativos como el machitún y también aspectos médicos sirviendo de curanderos  por medios naturales y también consejeros de sus grupos gracias a la sabiduría heredada  por generaciones, pueden ser hombres o mujeres.

Yo decidí hacer una machi, pues para mi la mujer simboliza la fecundidad  y siento que está más conectada con la madre tierra. Tal vez estas palabras no suenan mucho a mi, pero supongo que es la conciencia que hay en cada uno de nosotros de algo bastante evidente.



El primer boceto, no importa que también sea ilustradora, siempre me quedan igual.



Quería expresar mi visión de la machi como la conexión entre la naturaleza y la humanidad; ella tiene alas  no por un aspecto sacro, sino alas de la naturaleza  por que es una con ella y  en su hombro hay un Martín pescador y en sus brazos lleva a un pudú, por desgracia éstos están en peligro de extinción así que si alguien ve esta escultura en 10 años más quizás ya no sabrán qué bichos tiene encima, es horrible.

                              


Su vestimenta es la tradicional pero en su delantal lleva escrita una palabra: "Welang" que significa verde en mapudungún escogí esta palabra por que para mi era la síntesis del por qué todo hoy,  pienso que  lo verde, la vida, la tranquilidad del silencio sin ruidos estridentes, la conexión con nosotros mismos es más necesaria que nunca pero no se trata sólo de dónde estamos físicamente, si no también de como percibimos nuestro entorno.

Pienso que lo verde es lo que necesitamos todos hoy como humanidad y no tiene que ver con nuestras etnias, tiene que ver con la interacción entre todos nosotros y a todos nos quedaría más cerca el comprender acercándonos a nuestros orígenes, da lo mismo en que parte del mundo estemos los pueblos originarios están desde siempre conectados a la naturaleza y fluyen con ella.

Y así entonces la llamé Welang.


Como estaba muy encima la fecha y había que mandarlo hasta Croacia iba con el tiempo en contra,
así que por supuesto como siempre todo lo que uno no esperaba pasa, por lo tanto tuve problemas técnicos con el horno, la termocupla, después con un esmalte y  si bien había en un principio pensado en que fuera toda gres, por que lo pétreo era más consecuente con la temática, finalmente terminó teniendo mucho de policromía (sin ánimos de ofender) que no es mi fuerte para nada, por que  tuve que ocupar también esmaltes de baja por lo que brilla mucho.

Por un momento pensé en no enviarla por que no había quedado conforme con el resultado final y me hacía ruido  y no se podía rehacer por el tiempo, pero finalmente decidí que si podía transmitir lo que sentía  podía ser.

Está realizada en pasta moteada, engobe para 1230°  y esmaltes para 750°,  midió  29x16x12,5cm. es pequeña, pero era lo mejor considerando el tiempo y el envío.


Al final quedó así.



Estas fotografías las tomó Claudio Salas, un amigo ilustrador y fotógrafo.











 Italo Ahumada, un gran amigo que es ilustrador, dibujante y escultor  me ayudó con el embalaje y construyó el encofrado más firme que he visto en cartón (la foto no lo muestra bien) y la embalamos, iba tan acolchada en bolsa de globitos que no se movía un milímetro dentro de la caja, textualmente iba suspendida.

Fue difícil poder mandarla por que en el correo se negaban a mandar algo tan frágil tan lejos te recomendaban que lo mandaras por  UPS u otro pero era carísimo así que me encomendé y logramos enviarla desde la sede de plaza de armas.




Como estaba difícil que llegara decidí donarla al evento por que para qué la iban a devolver, pues la razón de haberla creado era para que más personas conocieran algo de nosotros así que era mejor que se quedara allá.

Al final llegó sana y salva y a tiempo milagrosamente, el encuentro se realizó en Junio y me mandaron esta copia del afiche del festival, la machi aparece en la segunda fila de derecha a izquierda, fue bonito.



Como doné  mi pieza después se la llevaron a otro encuentro que celebraban en Octubre :)  el International exhibition of ceramics and glass "MIKS 15", y nos mandaron a todos los participantes estas fotos de la publicidad que tenía el evento en sus calles, fue un gran trabajo de organización, a mi me  sorprendió mucho el ver mi nombre (apellido) en los carteles,  es curioso que es un lugar donde jamás has estado. 

En todo caso hice el empeño por ir, escribí a distintas partes viendo si podía conseguir algún patrocinio o fondo, pero no hubo caso, escribí desde fondos para las artes hasta las embajadas.








Y luego me llegó ésto, la invitación a la premiación...

Cuando lo vi  me emocioné, era raro ver mi nombre entre otros tan distintos, significó mucho para mi  por que en el año había tenido muchos problemas con mi brazo derecho que estaba lesionado y tuve que dejar de lado por meses varias cosas entre ellas la cerámica, así que lo último que había hecho para mi fue la machi.

Yo tenía la sensación de que no había hecho nada en el año  y cuando ví la invitación sentí que algo se había estado haciendo.
Aunque me habría gustado que la conclusión de la pieza fuese de otra forma decidí de todas formas participar, lo dicho, las cosas pasan por algo.

Ahora, visto en perspectiva todo eso fue posible gracias a "la pequeña ayuda de mis amigos", a la fe que inexplicablemente tienen en mi persona,  a Italo a Claudio a Carmen y a Jaqui  muchas gracias.

Y también por supuesto darle gracias a 
la machi, esa atávica mujer que es una con la naturaleza. 

Tengo la esperanza  de que en algún momento en cada uno de nosotros despierte esa conexión que está dormida y nos una con todos aquellos seres humanos originarios que  por todo el globo  mantienen fuerte su unión  con la naturaleza  y se esfuerzan en no ser borrados de esta tierra  por nuestro despotismo.


PD:
Todo esto ocurrió desde  mediados  hacia fines del año pasado (por eso es tan largo el posteo),  pero por muchas cosas acontecidas después recién ahora  puedo escribirlo y evaluarlo,  ahora ya sanó mi lesión y me dieron de alta con el brazo, finalmente, lo vivido en éste último tiempo a cambiado mi perspectiva en varios aspectos de la vida; así que siento que más que retomar más bien  será como empezar de nuevo en mucho, lo cual es bueno.